La Distinguida 
Ciudad de México, 2010

Restaurante de barrio que tiene un ambiente relajado e informal, donde lo principal fue crear una atmósfera para pasar tiempo con los amigos y distraerse de la vida cotidiana. Muros de ladrillo, piso de madera desgastada, una paleta de colores obscuros y una iluminación tenue crean un espacio acogedor que invita a quedarse un largo tiempo.